Nunca jamás

Abrir con esta c

Cada año el mundo recuerda uno de los peores actos de genocidio ejecutados en la historia de la humanidad, la muerte de seis millones de judíos aniquilados por el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. La fijación de esta fecha tiene como objetivo mostrar a las nuevas generaciones la realidad histórica de tan repudiable hecho, con el fin de evitar que se repita

Fotografía ARCHIVO

 El pasado 27 de enero, a tan solo tres días de cumplirse 80 años de la trágica llegada al poder de Adolf Hitler, la canciller alemana Angela Merkel en ocasión de la conmemoración del Día de la memoria por las víctimas del Holocausto, afirmó que su país “tiene una responsabilidad eterna por los crímenes del nacionalsocialismo, la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto”. Estas declaraciones ratifican el compromiso de la nación germana por preservar en la memoria tan lamentables hechos, evitar que vuelvan a ocurrir y manifestar su solidaridad con el Estado y el pueblo de Israel.

 Fue el 1º de noviembre de 2005, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) designó este día para conmemorar la memoria de las víctimas del Holocausto. El entonces Secretario General de ese organismo, Kofi Annan, declaró que este acto genocida fue una “atrocidad sin igual” que no puede simplemente relegarse al pasado y olvidarla; agregó además que la ONU tiene la responsabilidad sagrada de combatir el odio y la intolerancia. “Si las Naciones Unidas no están a la vanguardia de la lucha contra el antisemitismo y otras formas de racismo, niegan su historia y socavan su futuro”, enfatizó.

Visita del papa Benedicto XVI a Auschwitz

Visita del papa Benedicto XVI a Auschwitz

 

Una enseñanza para la humanidad

Todavía está fresca en la memoria de muchos la imagen de un encorvado Juan Pablo II, líder religioso de mil millones de católicos, apoyado frente al Muro de los Lamentos en Jerusalén leyendo una plegaria en el que volvía a pedir perdón a los judíos por los males causados en su contra. “Estamos profundamente afligidos por el comportamiento de aquellos que, en el curso de la historia, hicieron sufrir a vuestros hijos y os pedimos vuestro perdón. Deseamos comprometernos en una auténtica fraternidad con el pueblo del Libro”, fueron parte de las palabras leídas por el Papa en el 2000.

 Seis años más tarde, el alemán Benedicto XVI, quien durante su adolescencia estuvo enrolado en las Juventudes Hitlerianas, visitó el antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz, en Polonia. A su llegada, oró ante el llamado “muro de la muerte”, uno de los paredones donde los nazis fusilaron a miles de personas. “¿Por qué, Señor, permaneciste callado?, ¿cómo pudiste tolerar todo esto?”, se preguntó luego el Pontífice en su discurso pronunciado en italiano. En 2009 y ante la postura de negación del Holocausto asumida incluso por líderes de la misma Iglesia Católica, el hoy papa emérito afirmó tajante: “El odio y el desprecio por los hombres, las mujeres y los niños que puso en evidencia el Holocausto fueron un crimen contra Dios y la humanidad”.

Gente de todas la nacionalidades visita anualmente los campos de concentración

Gente de todas la nacionalidades visita anualmente los campos de concentración

 

Los judíos en Venezuela

Según reseñan los diarios nacionales de la época, en 1939 arribó a las costas venezolanas el Caribia, barco que días antes había zarpado de Hamburgo con un contingente de judíos. Hitler con esta acción quería probar ante el mundo que ningún país los recibiría y en efecto parecía que así sería. Tras la negativa de Brasil y la Guayana Inglesa la embarcación permaneció cuatro días anclada en el puerto de La Guaira sin que el gobierno del general Eleazar López Contreras les permitiera desembarcar. De allí, siguiendo la ruta de navegación, se dirigieron a Puerto Cabello; sus habitantes de manera espontánea les llevaron frutas a los agotados viajeros mientras los aplaudían y aclamaban. A las ocho de la noche, finalizado el plazo de espera, el capitán zarpó de regreso a la ensangrentada Europa con la desesperanza de sus ocupantes que veían frustrada así la posibilidad de escapar a su trágico destino.

 Dos horas después la sala de comunicaciones del Caribia recibió la autorización de asilo. Tras mucho rogar, las súplicas fueron oídas por el oficial de la Gestapo y emprendió el retorno. Ante la oscuridad de la noche, los habitantes de Puerto Cabello prendieron las luces de sus casas y situaron carros con los faros encendidos mientras tocaban cornetas para recibir con el jolgorio propio del pueblo venezolano a los reconfortados y agradecidos judíos. La bienvenida terminó con una improvisada fiesta.

 Desde su llegada al país, durante y después de la Segunda Guerra Mundial, la comunidad judía ha formado parte importante de nuestra sociedad. Nombres como el de Baruj Benacerraf, eminente inmunólogo, único premio Nobel venezolano en la rama de la medicina; el médico cancerólogo Dr. Rubén Merenfeld, promotor y presidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela; Isaac Chocrón, en el área de las letras; Margot Benacerraf en el cine, el siempre recordado Amador Bendayán en el ámbito del espectáculo por solo mencionar algunos, han contribuido con su talento, trabajo y esfuerzo al desarrollo del país.

 La historiadora y política Paulina Gamus, en su conferencia “La comunidad judía en Venezuela: Distintas culturas, una sola fe”, que dicta cada año en la Cátedra de Judaísmo Contemporáneo y sobre la Shoá, en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, afirma: “Desde los tiempos bíblicos, ninguna comunidad judía se organiza sin constituir instituciones o instaurar mecanismos para ayudar al prójimo en sus necesidades básicas. Los judíos venezolanos no han sido la excepción”. Y rememora como su padre, un judío nativo de Alepo, Siria expresaba su gratitud por esta tierra de gracia “con un gesto que sin palabras lo decía todo: Cada ocasión festiva en el seno familiar, la celebraba paseando la bandera nacional por toda la casa y entonando, con su acento árabe, el Gloria al Bravo Pueblo”.

 Educación y leyes

El por qué de tan abominable hecho es una interrogante que todavía sigue vigente. El Embajador de Alemania en nuestro país, Walter J. Lindner, en declaraciones ofrecidas al diario El Universal el 17 de febrero el presente año afirmó: “Siempre queda una pregunta para mí. ¿Por qué fue posible? Eso es muy difícil de explicar y todavía no se puede explicar muy bien. Esa es la deuda o la responsabilidad de los alemanes, acordarse siempre y sacar las lecciones”. El representante diplomático agregó que el conocimiento y la divulgación de los hechos son en parte la clave para evitar que el mundo viva otra experiencia como la del Holocausto. “El papel de la educación es muy importante. La tarea es una lucha cotidiana, donde la educación y la legislación toman rol vital para combatir las expresiones extremistas”, enfatizó el embajador.

Ana Frank

Ana Frank

 

La casa de atrás

Bajo el título de El diario de Ana Frank se conoce la edición de los diarios personales escritos por la niña judía Annelies Marie Frank en los que relata sus vivencias durante los más de dos años que estuvo oculta con su familia y otras personas en “la casa de atrás”, una buhardilla de unos almacenes de Ámsterdam durante la ocupación nazi de Holanda. El 4 de agosto de 1944, unos vecinos delataron a los ocho escondidos y ese mismo día fueron enviados a diferentes campos de concentración. Ana y su hermana mayor murieron víctimas de una epidemia de tifus en 1945 en los campos de Bergen-Belsen, Alemania. Su padre, Otto Frank, el único sobreviviente, a su regresó a Ámsterdam recibió el diario de su hija de manos de una de las personas que los había ayudado a esconderse. En 1947, según el deseo de Ana, se publica el diario que desde entonces se ha convertido en uno de los libros más leídos en todo el mundo.

 Exilio a la vida

Editados por la Comisión de Unión Israelita de Caracas, los tres tomos de Exilio a la Vida integran una colección de relatos donde se presentan las historias de quienes vivieron los miedos, soledades y huidas durante la Segunda Guerra Mundial, víctimas del nazismo en diversos países de Europa, y cómo lograron sobrevivir y hacer vida en Venezuela, donde rehicieron sus vidas y se insertaron en la sociedad, contribuyendo con su esfuerzo y conocimientos a grandes logros en diversos ámbitos de nuestro país.

La trágica “Solución Final”

Como Holocausto o Solución Final de la cuestión judía, si se utiliza la terminología del nazismo, se conoce el intento de aniquilar totalmente a la población judía de Europa que culminó con la muerte de unos seis millones utilizando métodos como la asfixia por gas venenoso, los disparos, el ahorcamiento, los golpes, los trabajos forzados y el hambre. Si bien las políticas criminales contra los judíos venían desarrollándose desde mucho antes, fue en 1942 cuando se conceptualizó como política de estado bajo el diseño y la organización administrativa de Heinrich Himmler, aupado por el discurso antisemita de Adolf Hitler quien lo nombró Comisario del Reich para la Defensa y Reforzamiento de la Raza Alemana.

 

Más allá de los golpes

image201012170001 c

La violencia contra la mujer constituye una violación de derechos humanos y libertades fundamentales que se manifiesta de diversas formas causando graves consecuencias físicas y psicológicas; en ocasiones puede incluso poner en riesgo su vida

Fotografía ARCHIVO

 La violencia contra la mujer, sea violencia de pareja o violencia sexual, constituye un importante problema de salud pública y una violación de los derechos humanos. Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en varios países durante 2011, entre un 15% y un 71% de las mujeres refirieron haber sufrido en algún momento violencia física o sexual por parte de su pareja. Según las Naciones Unidas (ONU) la violencia contra la mujer es “todo acto de agresión basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada”.  De lo anterior se deduce que contrario a lo que la gran mayoría de las personas piensan, la violencia de género no implica únicamente el maltrato físico, una mujer puede ser agredida sin llegar a ser tocada.

 Estas formas de violencia producen problemas de salud física, mental, sexual, reproductiva y de otra índole. También repercute de manera negativa en los hogares donde existen niños. Según el psicólogo Carlos Alejandro Vique de Salud Chacao, los niños que crecen en familias en las que se presentan actos de violencia de pareja pueden sufrir trastornos conductuales y emocionales que pueden asociarse al padecimiento de actos de violencia en fases posteriores de su vida. Estudios de la OMS informan que la violencia de pareja también se ha asociado a mayores tasas de mortalidad y morbilidad en los menores de cinco años (por ejemplo, por enfermedades diarreicas y malnutrición).

j0430489 c

Ciclos de violencia

Según la doctora en Psicología Lenore Walker, directora del Domestic Violence Institut en Florida, Estados Unidos, existe lo que se conoce como el ciclo de la violencia; éste comienza con una primera fase de Acumulación de la Tensión, en la que la víctima percibe claramente cómo el agresor se vuelve más susceptible, respondiendo con más agresividad y encontrando motivos de conflicto en cada situación. El segunda ciclo es el Estallido de la Tensión, en el que la violencia finalmente explota, dando lugar a la agresión. En la tercera fase, denominada de “Luna de Miel” o Arrepentimiento, el agresor pide disculpas a la víctima, hace regalos y muestra arrepentimiento. Esta fase va reduciéndose con el tiempo, siendo cada vez más breve y llegando a desaparecer. Este ciclo, en el que al castigo (agresión) le sigue la expresión de arrepentimiento que mantiene la ilusión del cambio, explica, en ocasiones, la continuidad de la relación por parte de la mujer. En otros casos es la dependencia económica lo que obliga a la mujer a mantenerse cerca de su agresor, así lo explica la psicopedagoga Sandra Krygier, directora del Programa Ángel de la Guarda, desarrollado desde hace dos años por la Fundación Amigo del Niño que Amerita Protección (Fundana) precisamente para atender casos en los que el riesgo de muerte de la víctima es inminente.

violencia-domestica c

¿Se puede prevenir?

Para Vique actualmente hay pocas formas eficaces de prevenir la violencia de género y agrega que “son necesarios más recursos para reforzar la prevención primaria de la violencia de pareja y de la violencia sexual, es decir, para impedir que se produzca el primer episodio”. Según las Naciones Unidas, la estrategia de prevención primaria de la violencia de pareja que cuenta con mejores pruebas de eficacia son los programas escolares en las relaciones de noviazgo entre adolescentes; sin embargo, todavía no se ha evaluado su utilización en entornos con escasos recursos. También se están obteniendo pruebas de la eficacia de otras estrategias como la formación, desde las aulas, en materia de igualdad de género, las que fomentan la comunicación y las relaciones interpersonales dentro de la comunidad, las que reducen el acceso al alcohol y su consumo nocivo, o las que tratan de cambiar las normas culturales de género.

Para lograr cambios duraderos es necesario la promulgación y aplicación efectiva de leyes así como la formulación de políticas que protejan a la mujer, luchen contra la discriminación, fomenten la igualdad de género, y ayuden a fomentar una cultura de no violencia.

A dónde acudir

Amnistía Internacional

0212 79313 18 / http://amnistia.me

Centro de Formación Ángel de la Guarda

0424 122 64 50

Nomasviolencia.org.ve

0412 728 66 55 / http://nomasviolencia.org.ve

Instituto Nacional de la Mujer

0-800 MUJERES: 0-800-6853737

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de violencia de pareja y violencia sexual son de carácter individual, familiar, comunitario y social. Algunos de estos son:

  • El bajo nivel educativo (autores y víctimas)
  • La exposición al maltrato infantil (autores y víctimas)
  • La vivencia de la violencia entre los progenitores (autores y víctimas)
  • El trastorno de personalidad antisocial (autores)
  • El consumo nocivo de alcohol (autores y víctimas)
  • El hecho de que los hombres tengan múltiples parejas o de que su pareja sospeche que le son infieles (autores y víctimas);
  • Las actitudes de aceptación de la violencia (autores y víctimas)

(Fuente ONU-Mujer)

Síntomas de que algo anda mal

Ciertas conductas pueden alertar que se está frente a un potencial agresor:

– Es celoso, se imagina que la esposa le es infiel, aísla a su pareja y controla todos sus movimientos.

– Muchas veces tiene doble identidad, mientras se muestra agresivo en la casa, es ‘’bueno’’ con otras personas.

– Puede tener o haber tenido problemas con la ley.

– Se enfurece fácilmente y proyecta sus propios errores a su compañera.

– No toma responsabilidad de sus acciones.

– Tuvo una mala niñez, por lo que se pone agresivo con sus hijos cuando estos hacen alguna “travesura’’.

– Tiene tendencia a negar el abuso, lo minimiza y a veces ni se acuerda. Es egoísta, ignora los sentimientos de los demás.

Lo bueno nunca pasa de moda

fania-all-stars

Sin importar la clase social, la raza, el lugar de procedencia e incluso el idioma, son pocos los que se resisten al sonido de un timbal, de una conga, de una historia cantada a ritmo de salsa 

 Fotografía ARCHIVO

La controversia acerca de qué es la salsa y dónde nació pareciera no tener fin. El recordado Tito Puente, considerado el mejor timbalero del mundo, afirmó en una oportunidad: “La salsa, como ritmo o música, no existe. La música que llaman salsa es la que he tocado desde hace muchísimos años; se llama mambo, guaracha, chachachá, guaguancó. Todo es música cubana. La salsa se come; no se ve, no se oye, no se baila”. El compositor cubano Eduardo Morales la definió como “un nuevo giro de los ritmos tradicionales al son de la música cubana y la voz cultural de una nueva generación”; mientras que para el director musical Fran Grillo, mejor conocido como “Machito”, la salsa era, más o menos, lo que el había tocado durante cuarenta años -entre 1930 y 1970- antes que el género musical se denominara de esa forma.

Se dice incluso que la primera vez que la palabra salsa se utilizó para referirse a una nueva manifestación musical fue en nuestro país a finales de la década de los 60. Más allá de toda esta polémica, es innegable la popularidad y permanencia, con subidas y bajadas, que ha tenido este género que, usando como base el patrón rítmico del son cubano, ha puesto a bailar al mundo entero en las voces y talentos de grandes nombres como Celia Cruz, Ray Barretto, La Lupe, Rubén Blades, Larry Harlow, Papo Lucca, Johnny Pacheco, Tito Puente, Roberto Roena, Bobby Sanabria, Willie Colón y Bobby Valentín entre otros. Pero es en la década de los 70 cuando el término alcanza su máxima expresión de la mano de la famosa orquesta Fania All-Stars, dirigida por el dominicano Johnny Pacheco quien junto al desaparecido abogado Jerry Masucci, fundaría el sello Fania Records.

fania-all-stars3

La reciente visita al país de los bien llamados “estrellas de la salsa”: Tito Allen, Luigi Texidor, Larry Harlow, Allan Phillips, Alfredo de la Fe y José Alberto “El canario”, quienes ofrecieron dos conciertos en el país junto a la orquesta nacional Tokún, fue aprovechada para conocer sus impresiones acerca de los ires y venires de un género musical que, traspasando incluso las barreras idiomáticas, ha deleitado por generaciones y generaciones en los cinco continentes.

Alfredo de La Fe se asume como un percusionista frustrado que supo sacarle al violín las notas perfectas para que acompañara sin problemas ritmos tropicales. Formado en música clásica, a los 12 años descubrió la salsa y desde entonces no ha parado. Ha tocado al lado de grandes como Tito Puente y Celia Cruz, su madrina, de quien fue productor musical, y Hector Lavoe entre otros. “Yo he conocido 94 países tocando salsa y todavía vivo montado en un avión”, responde ante el interrogante de si la salsa ha perdido popularidad. De la Fe aprovecha para agradecer al público venezolano por su fidelidad con el género: “Si no fuera por países como Venezuela y Colombia la salsa hubiera muerto hace tiempo, ustedes son grandes conocedores y consumidores de salsa que mantienen viva nuestra música”.

Luigi Texidor es conocido como el moreno de ébano. Confiesa que su paso por la Fania fue corto y no muy grato. “Estuve dos años, hubo cosas buenas, pero no me sentía muy a gusto porque la promoción era para otras personas”, rememora. Sin embargo esto no fue impedimento para que hoy día sea considerado como uno de los grandes exponentes del género. Para Texidor nada se compara con estar frente a su público. “Disfruto estar en la tarima, bailar, me complace mucho mi trabajo”, comenta y confiesa que todavía, a pesar de tantos años de carrera, no ha perdido ese miedo que siente antes de salir al escenario pero que luego pasa. “Después del primer número ya me caliento”, confiesa con el buen humor que parece acompañarlo siempre.

Para José Hidalgo, músico y responsable de reunir estos talentos para el disfrute del público venezolano, tocar junto a estas grandes figuras es un sueño hecho realidad. Recuerda como a los 15 años formó con unos amigos un grupo de salsa que interpretaba temas de la Fania y otros grandes salseros; llegar a compartir escenario con parte de esas figuras lo llena de satisfacción y regocijo. La buena nueva es que todas estas luminarias prestarán sus voces y su arte en la próxima producción discográfica de la Orquesta Tokún.

Las influencias de José Alberto “el Canario” fueron Celia Cruz, Oscar de León, Tito Puente, Beni Moré, “Machito”, Andy Montañez e Ismael Rivera. “De ahí es que viene toda la sabiduría y mi desempeño hoy en día, sobre todo como sonero”, expresa. Sobre la Fania comenta que fue la revolución de la música latina en todo el mundo, una  plataforma que impulsó el talento de grandes figuras. Afirma que le gusta compartir con los nuevos talentos para quienes pide más apoyo “porque ellos son los que le darán continuidad a nuestro trabajo para que nuestras raíces no mueran”. Para aquellos que hablan de un ocaso de la salsa responde con su jocoso estilo: “La salsa está bien, diles que yo dije que eso es mentira”.

El Libro de la Salsa

El_Libro_de_la_Salsa

El Libro de la Salsa. Crónica de la música del Caribe urbano, escrito por el periodista Cesar Miguel Rondón, es considerado una obra de culto, el texto sobre la salsa más serio y completo publicado hasta ahora. La historia abarca desde los días del club neoyorkino Palladium hasta los tiempos de la llamada “salsa erótica”. Los testimonios, Rondón los obtuvo de primera fuente pues tuvo la dicha de convivir con grandes intérpretes y autores del género como la inolvidable Celia Cruz, Héctor Lavoe, Johnny Pacheco, Cheo Feliciano, Oscar D’León y Rubén Blades entre otros. También incluye letras de canciones famosas y fotografías de excelente calidad.

Yo tenía una cruz que a mí me alumbraba


Por 46 años los caraqueños han disfrutado de la emblemática cruz del Ávila que en este 2009 no escapó del racionamiento eléctrico

A Ottomar Pfersdorff, ingeniero hijo del “Imperio”, le debemos los caraqueños uno de los símbolos más emblemáticos de la navidad, la cruz del Ávila. Contratado para la instalación de plantas eléctricas, llegó a Venezuela en los años 40 y una noche sentado en su casa del Rosal, embelesado con la montaña, se le ocurrió la idea de hacer una cruz que mostrara a Venezuela como “un país libre y cristiano”. Y así fue. Un primero de diciembre de 1963 el Hotel Humboldt se iluminó con una cruz de 33 metros de alto, iluminada con 146 bombillos y seis reflectores.

La tradición para dicha de todos se impuso. Los habitantes de la sultana del Ávila esperaban cada primero de diciembre el encendido de la cruz que se prolongaba hasta el seis de enero, día de Reyes. Por 12 horas continuas la cruz acompañaba a los caraqueños, se iluminaba a las seis de la tarde y se apagaba al día siguiente cuando el sol recién salido, coronaba la cima de la montaña con su despliegue de color y vida.

Mantener el Humboldt se hizo cada vez más difícil para los ineficientes gobiernos y obligó a mudar la cruz de lugar. En 1966 se adhiere a la antena del canal 8 en Los Mecedores. Para 1982 se construyó la estructura que hoy apreciamos de 37 metros de largo por 18 de ancho. Se ubicó cerca de la subestación Papelón del teleférico en la montaña. Siempre en la montaña.

En el 2008, el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, participó en el encendido de la cruz y vaticinó un “futuro promisorio” para los venezolanos. 12 meses más tarde, la realidad lanzaría al piso los augurios del contador de votos más efectivo de la revolución.

Una fuerte sequía y un abandono imperdonable en el sector eléctrico sorprendieron a Venezuela en el 2009. ¿El resultado? Racionamiento. La emblemática cruz no escapó al caos.

El pasado primero de diciembre, el recién nombrado ministro de la Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez, vencedor de la oscuridad en Venezuela, anunció en el marco del racionamiento eléctrico, que la cruz del Ávila sólo permanecerá encendida por seis horas a pesar de haber sido revestidos sus reflectores con bombillos que permiten un ahorro de energía del 75 %.

El ministro expresó que el encendido, a medias, de la cruz “es un sentimiento de bienestar y esperanza para el pueblo en general”. Un caraqueño de a pie, rescatado del bullicio de la ciudad por unos minutos para conocer sus impresiones sobre el tema, manifestó: “Esta gente acaba con todo y encima de eso se ríen”.