Pantalones, versatilidad a toda prueba

Símbolos de emancipación, gracias a sus múltiples modelos se mantienen invictos como la pieza atemporal, práctica y también elegante del closet femenino

Por Alejandro Celedón Mendoza

Fotografía Getty Images

yves-saint-laurent-le-smoking

“No hay nada más hermoso que una mujer en traje de hombre, ya que toda su femineidad entra en juego” dijo Yves Saint Laurent, quien en 1966 se atrevió a vestir a las damas de smoking. El aspecto andrógino de las modelos usando el polémico atuendo, capturadas por el lente de Helmunt Newton, sirvió para enaltecer los derechos de la mujer, especialmente en su vida laboral. Y es que el pantalón, al ser una pieza masculina “cedida” al closet de las féminas, ha estado siempre acompañado por la controversia.

En su libro Historia política del pantalón (Tusquets Editores. 2012) la psicóloga Christine Bard demuestra cómo esta prenda fue todo un emblema de lucha: “Sucesor del calzón, el pantalón simbolizó la masculinidad y el poder. Durante la Revolución Francesa (…) se convirtió en un elemento clave de un nuevo orden político”. Para las mujeres, con más de dos siglos batallando por la igualdad de género, ponérselos representó un hito importante.

Mademoiselle Coco Chanel, visionaria y osada como fue -aprovechando el triunfo de la deportista olímpica Violette Morris, quien en los años 20 guerreó ante la justicia francesa por su derecho a lucir pantalones- liberó a la mujer de la atadura del corsé y apostó por el pantalón. Desde entonces y hasta hoy, en sus múltiples modelos: rectos, clásicos, acampanados, pitillo y pare de contar, se mantienen invictos como la prenda atemporal, cómoda, versátil y también elegante del guardarropa femenino.

zara0i141-764x1024

Sin desestimar los gritos de la moda, bueno resulta hacerse de piezas atemporales que sobrevivan a los vaivenes que impone la industria. Que no falten en el closet un par de jeans, unos “skinny’ – o tubito- y otros de pierna recta; un clásico pantalón negro, salvavidas para casi cualquier ocasión si sabe combinar; unos capri, preferiblemente unicolores; y los versátiles caqui. Más allá del cuidado, lo fundamental para que estas prendas perduren es invertir en productos de calidad.

Cuáles escoger

Para las mujeres de cuerpo con forma de manzana, tórax más ancho que las caderas, se recomiendan pantalones con bolsillos a los lados o los acampanados para equilibrar el volumen con la parte superior.

Para las de caderas más anchas que el tórax, o tipo “pera”, lo ideal son los pantalones en tonos oscuros y de corte recto o ligeramente acampanados. Descartar los de bolsillos o adornos en la parte superior para no generar más volumen.

Fendi_BCBG_Carolina_Herrera_Dsquared2_Calvin_Klein

Las de cuerpo “reloj de arena”, igual proporción en la parte superior e inferior,  pueden usarlos ajustados para lucir sus curvas, sin caer nunca en la vulgaridad.

Las delgadas y de pocas curvas, con cuerpo rectangular, pueden usarlos de todo tipo, sobre todo los skinny y los de piernas anchas. Los de bolsillos en la parte posterior son un plus porque dan volumen.

Carven_Stella_McCartney_Philosophy_Isabel_Marant_Balmain

Este texto versionado fue publicado en el diario venezolano El Universal.

Pantalones, versatilidad a toda prueba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s