Cinco postres imperdibles en Caracas

Célebres cocinas de la capital muestran sus prostres más apetecidos; son platos con una acertada mezcla de creatividad, técnica y tradición, en los que destaca el uso de ingredientes criollos

Por Alejandro Celedón Mendoza

Fotografía Víctor Guillén

Los postres, considerados los platillos mimados de la gastronomía, le permiten al comensal satisfacer una dulce tentación que por razones bioquímicas, y hasta emotivas, los hará sentirse felices de manera casi instantánea. Cinco cocinas célebres de Caracas muestran sus propuestas más emblemáticas, con platos en los que la acertada mezcla de creatividad, técnica y tradición da buena cuenta de la capacidad inventiva de sus chef pasteleros, quienes apuestan por los ingredientes locales.

Pot de creme, en D.O.C. Restaurant

Chef pastelera: Diana Peñaloza

doc-4-jpg-c

Como ya es habitual en D.O.C., ingredientes nobles venezolanos dan nueva vida a reconocidos platos foráneos, tal es el caso de su Pot de crème. Aunque visualmente no genere mucha expectativa, el postre francés de la familia de las cremas cuajadas sorprende por su textura suave y cremosa, pero sobre todo por esa dulce explosión en boca y un inesperado toque salado. Para disfrutarlo a plenitud, hay que introducir la cucharilla hasta el fondo para degustar de la natilla de papelón, traído de Sucre o Trujillo, coronada con merengue y enaltecida con sarrapia del estado Bolívar y sal de Araya.

Av. Andrés Bello, entre av. Francisco de Miranda y 1ra. transversal de los Palos Grandes. Instagram @docrestaurant.

Cremoso de dulce de paleta, en Malva Restaurante

Chef pastelera: Yugleimis González

malva-3-jpg-c

En Malva se dieron a la tarea de reinterpretar la dulcería criolla. En el caso de su postre más apreciado, fusionaron dos elementos representativos de la mesa caroreña: el dulce de paleta y el cada vez más apreciado cocuy. Un merengue cítrico con limón y ralladura de naranja sirve de base al típico dulce que tras ser aireado, adquiere la apariencia de un mousse; para matizarlo, crearon, después de muchas pruebas, un raspado con el destilado del agave. Todo esto es coronado con un praliné de merey en polvo para darle textura crocante. Algunos comensales, al probarlo, describen sensaciones casi orgásmiscas.

Av. Principal de Bello Cambo, edif. Bello Campo. Instagram @malvarest.

Cacao 5, en La Casa Bistró

Chef pastelera: María Virginia Gaitán   

casa-bistro-2-jpg-c

Los amantes del chocolate aseguran sentirse en la cima del cielo con este postre que combina, prácticamente, todas las texturas posibles en la cocina. La base es un brownie fudge seguido por un mousse elaborado con un dulce chocolate 53% cacao; le sigue una capa de ganache líquida que lleva chocolate 60%, de sabor algo amargo; una espuma suave hace de cuarto piso y por último un nougatine o caramelo crujiente que sirve de teja. Como elemento decorativo se lucen unas avellanas caramelizadas. Un espumante o un buen café son sus acompañantes ideales.

3ra. avenida con 4ta. transversal de Los Palos Grandes. Instagram @lacasabistro.

La Galleta, en Santo Bokado

Chef: Beto Puertas

santo-bokado-1-jpg-c

Sabores conocidos, cotidianos, muy nuestros, se mezclan en este postre que tiene un efecto evocador en quien lo prueba. Una media esfera de marquesa de chocolate es engrandecida con sarrapia, la acompaña un helado de galleta Susy, polvo de galleta María, nuevamente Susy –esta vez también en polvo-, maní garrapiñado, salsa de chocolate y una espuma de café con leche transformada en “rocas” gracias al efecto del nitrógeno, gran aliado de la cocina molecular. Lo acompañan con un shot de licor de ron Hacienda Saruro para completar asín un plato que enaltece los productos venezolanos.

Av. Luis Roche con 5ta. transversal de Altamira, C. C. Altamira Village. Instagram @santobokado.

Amarillo Nº 5, en Restaurante Alto

Chef pastelera: Betania Ramírez

alto-1-jpg-c

El afán de renovar la carta de postres los motivó a crear un plato con el color como protagonista. Todo partió de una jalea de mango en combinación con gomitas de parchita y naranja a los que poco a poco se le fueron adicionando nuevos ingredientes. Con el merengue de mandarina y el puré de zanahoria en nubes de piña se armó el quinteto de frutas cítricas; el polvo de ají le da el toque criollo y completa la paleta de tonos, del amarillo al naranja, que cautivan visualmente al comensal. En boca se experimenta un grato sube y baja de sabores gracias al contraste entre los distintos niveles de acidez.

1ra. avenida con 3ra. transversal de Los Palos Grandes. Instagram @restaurantalto.

Texto publicado en el diario venezolano El Universal: Cinco postres imperdibles en Caracas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s