Eva Hughes ¡Que viva la frivolidad! (2013)

Exitosa, eficiente, con clase y buen gusto, son algunos de los adjetivos que bien le calzan a quien es considerada todo un referente del periodismo de moda. Sobre puntiagudos tacones logró duplicar la edición impresa de Vogue Latinoamérica,  hasta convertirse en la directora y CEO del imperio editorial Condé Nast para los países de habla hispana de nuestro continente

FOTO POR GERMAN NAJERA c

 Por Alejandro Celedón Mendoza / @AlejoCeledon

Fotografía GERMÁN NAJERA

Portadas CORTESÍA CONDÉ NAST  MÉXICO Y LATINOAMÉRICA

A pesar de los ya repetidos pronósticos que vienen vaticinando con perniciosa insistencia la desaparición del papel, y junto con él libros y revistas, ella logró, en sus 10 años como editora, duplicar el tiraje de la versión para Latinoamérica de una publicación que es considerada la Biblia de la moda, Vogue. Estamos hablando de Eva Hughes, periodista, poseedora de un acertado ojo que le permitió seleccionar los diseñadores, tendencias, imágenes y portadas para crear contenidos que cautivaron, edición tras edición, el interés de ávidos lectores que si bien disfrutan de las cada vez más deslumbrantes posibilidades de las nuevas tecnologías, no dejan de saborear el placer que produce el roce del papel, el poder atesorar un ejemplar impreso para ser luego redescubierto. “La calidad nunca muere”, dictamina y trae a colación el número especial que dedicaron a la artista mexicana Frida Khalo que pese a estar disponible en el site de la revista, fue solicitado con insistencia en su edición impresa.

Nacida en España, Eva llegó a México siendo una niña. En su adolescencia su familia se mudó a Miami, Florida, en donde finalizó sus estudios de periodismo en la Universidad de Georgetown. Su carrera en los medios la inició en la década de los noventa como productora de televisión. Hoy, y desde hace dos años, Eva es la Directora y CEO de Condé Nast México y Latinoamérica, grupo editorial que incluye dentro de su portafolio no solo a la archireconocida Vogue sino también a Glamour, AD  y GQ. Su dedicación al trabajo ha rendido frutos. En la actualidad es considerada una voz autorizada y reconocida en cuanto a la moda se refiere que además se ha dado a la tarea de impulsar nuevos talentos del diseño y la fotografía, así como eventos en pro de los más necesitados. “Trabajo. He sido una apasionada del trabajo”, responde cuando se le pide definirse en pocas palabras, y si bien manifiesta que le gustaría convertirse en madre y formar una familia, agrega sin visos de remordimiento que tampoco lo considera una obligación: “Tengo dos sobrinos maravillosos. Hay mucha gente a la que tú puedes inspirar. Ya bastante personas tienen hijos en el mundo como para que yo tenga uno solo por satisfacer un deseo personal”.

La fuerza del destino

“Sí, me considero una mujer afortunada” dice, y también agradecida con la vida por todo lo que le ha dado. En sus años de infancia, cuando a pesar de la burla de sus hermanos recortaba imágenes de varias revistas y las pegaba en hojas en blanco, jamás se imaginó que llegaría hasta donde está. Tampoco cuando decidió estudiar periodismo en La Florida porque vaticinaba que nunca trabajaría en una revista en los Estados Unidos; pero la “fuerza del destino se impuso” y a los 24 años ya era la editora de Selecta Magazine sin tener experiencia alguna en medios impresos. De allí, sin creérselo, pasó a dirigir Vogue. “Lo mejor fue darme cuenta de que todo lo que había trabajado, las horas extras, los detalles con las marcas, lo que había sembrado… alguien lo había visto. Creo que ese reconocimiento, que alguien se hubiera fijado en mí, fue lo más bonito”, revela.

???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Como decía Voltaire

Ante los comentarios, muchas veces salpicados de cicuta, en contra de la moda y su banalidad, su argumento es que tales agravios nacen de la falta de conocimiento. “La moda es un negocio, pero un negocio precioso. Cuando tú entras al taller de un diseñador o a una casa de modas y ves la cantidad de personas que están trabajando, y todo lo que hay detrás, descubres que se trata de un arte, un arte muy divertido además”, sustenta, y agrega que para muchas, y muchos, comprar una pieza es una inversión para el autoestima. “Voltaire decía: ´la frivolidad, esa cosa tan necesaria´. Muchas veces el contenido de nuestras revistas le alegra o le cambia el ánimo a una persona que puede estar atravesando un momento difícil, y cuando eso ocurre decimos entonces: ¡que viva la frivolidad¡”. Por eso para ella Vogue es, “definitivamente, aspiración”.

En el closet de Eva

Se ve que cultiva la prudencia. Inteligente como es, responde con un no rotundo ante el interrogante de quién es su diseñador favorito. Impecablemente vestida, unos espectaculares zapatos de la más reciente colección de Valentino completan su atuendo al momento de esta entrevista que tuvo como escenario las oficinas del diseñador Mario Hernández en Bogotá, Colombia. Uno presume que su closet debe ser inmenso pero, para sorpresa de este hacedor de preguntas, resulta que no. “Me gusta comprar, invertir en piezas claves que se puedan adaptar a cualquier situación del día, atemporales, puede ser unos zapatos como los que llevo puestos o un suéter de Zara. Después de una o dos temporadas dono ropa, hay gente que está muy necesitada”, revela. La sorpresa es mayúscula cuando asegura que la prenda más preciada que tiene es un delantal color rosa que usó cuando cuidaba niños como voluntaria en un hospital. El accesorio imprescindible: Su smartphone y un bolso “survivor”, es decir, de grandes dimensiones.

83049-800w c

Claves para un buen guardarropa

El orden es, según Eva Hughes, la clave para un buen guardarropa. “Hay gente que tiene muchas piezas pero ni lo sabe debido al desorden” asevera, y de inmediato ofrece los mismos tips que ella religiosamente aplica: “Lo primero es ordenar el closet, por color, por temporada o eventos. El mío lo tengo dividido en camisas, chaquetas, faldas, luego tengo mis vestidos de noche, siguen los de coctel y por último todos mis abrigos de invierno. Tengo mis cinturones y mis lentes de sol en cajones y así”. Enfatiza en la importancia de saber qué se tiene y evitar compra por impulso: “Yo motivo mucho a que las mujeres se conviertan en compradoras inteligentes”. Para ella la elegancia va más allá de usar una prenda de diseñador reconocido, tiene que ver más con el porte, la actitud, con un look cuidado en su totalidad. “Se debe entender que la imagen es completa, no es solo un vestido o un bolso. Tienes que trabajar todo, desde el cabello hasta los zapatos”, recalca.

 

Más de Eva

Un perfume… J´adore de Dior

Un aroma que te traiga un buen recuerdo… El perfume de mi madre. El primero que sacó Carolina Herrera

Una ciudad… San Sebastián (allá en su España natal)

Un libro… El que escribiré

Un paisaje grabado en tus ojos… Las montañas de Arequipa, Perú, vistas durante el amanecer.

Una canción… Frío, frío de Juan Luis Guerra. Me encantan los soundtracks

Un recuerdo… El día de mi entrevista de trabajo en Vogue.

A quién admiras… A mi madre. Ella tiene una enfermedad terminal y ha sobrevivido. Creo que en los momentos difíciles es cuando brillas o te mueres

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s