Crecer a través del deporte (2015)

Mediante la práctica de múltiples disciplinas deportivas la organización Olimpiadas Especiales Venezuela promueve una mejor calidad de vida para personas con discapacidad intelectual. Voluntarios, entes gubernamentales y la empresa privada unen esfuerzos en una admirable muestra del país que todos anhelamos 

ISLE OF MAN Y VENEZUELA c

Por Alejandro Celedón Mendoza / @AlejoCeledon

Fotofrafía Jairo Cano – Cortesía OEV

Hasta hace poco la existencia de María Márquez se encontraba signada por una palabra: limitación. Su discapacidad intelectual, los escasos recursos económicos de su familia, aunado a un ambiente sociocultural bastante problemático, le impedían disfrutar de una vida plena. Su realidad empezó a cambiar cuando tuvo la oportunidad de practicar tenis; ese contacto con la raqueta y la pelota le permitió descubrir habilidades que ni sospechaba tener. Fue un gran paso, pero no quedó allí. A sus 32 años pudo salir de Barquisimeto, su ciudad natal, para abordar en Caracas un vuelo que llevaba como destino la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, como integrante de la delegación que representó al tricolor nacional en los Juegos Mundiales de Verano de las Olimpiadas Especiales. Los resultados fueron más que satisfactorios; ella y otros 93 atletas regresaron a casa con 84 medallas: 21 de oro, 32 de plata y 31 de bronce.

Así como María, más de 12 mil personas con discapacidad intelectual en Venezuela experimentan cambios significativos en su calidad de vida mediante la práctica del deporte de la mano de Olimpiadas Especiales Venezuela (OEV), organización sin fines de lucro que desde su fundación en 1980, y de forma gratuita, les brinda la oportunidad de desarrollar aptitudes físicas, mejorar su autoestima y demostrar valor. Esta iniciativa es un claro ejemplo de la Venezuela posible en la que el Estado, la empresa privada, las familias y los voluntarios se avocan por un bien común.

Un movimiento global

Olimpiadas Especiales es un programa internacional de entrenamiento deportivo y competición creado por la socióloga estadounidense Eunice Mary Kennedy; en la actualidad favorece a unas 4.5 millones de personas en más de 180 países. Evelyn Guiralt De Genty es la responsable del capítulo Venezuela; con más de tres décadas involucrada con OEV, esta psicopedagoga se inició como voluntaria y tras apoyar en varias áreas ocupa desde hace 15 años la presidencia. “Siempre sentí inclinación por la personas con capacidades diferentes”, comenta sobre su motivación. “En este movimiento tenemos la suerte de disfrutar lo que hacemos; ver cómo cambia la vida de nuestros atletas nos motiva a seguir adelante. Al final no sabes si estás dando más de lo que recibes. Es invalorable, es una lección de vida”, asegura.

1 Delegación Venezolana entrando al Coliseo c

Alejados de preferencias políticas e ideologías, la meta es llegar al mayor número de personas posibles en todo el territorio nacional. Guiralt señala que se trata de un movimiento complejo que requiere la suma de muchos esfuerzos: Están los  voluntarios; los llamados embajadores, figuras públicas que asumen la difusión de un mensaje de igualdad, tolerancia y respeto hacia las personas con discapacidad intelectual (el ex grande liga Bob Abreu, la modelo y animadora Norelys Rodríguez y el karateca Antonio Díaz son algunos de los integrantes). También enfatiza la ardua labor de los familiares, al punto que algunos terminan por sumarse a la organización. Tal es el caso de Aura Marina Stiassni; ella junto a otras madres adelanta actividades para recaudar fondos y encuentros en los que comparten sus vivencias. “Me he convertido en una promotora. Mucha gente no sabe de la existencia de las olimpiadas, cuando coincido con otras mamás les doy la información. Estoy fascinada con el movimiento”, comenta. Su experiencia como progenitora de un hijo especial la condensa en una sola frase: “Para mí ellos son los ángeles de este mundo”.

Por su parte, Marisa Alonso, miembro de la Junta Directiva de OEV y Coordinadora Nacional de Tenis, destaca los notables cambios que experimentan estas personas gracias a la práctica deportiva. La también psicopedagoga no solo destaca los beneficios a nivel orgánico, tales como una mejor irrigación sanguínea hacia el cerebro lo que les permite estar más alertas y estimulados para aprender, sino además las mejoras en la parte social: “Al sentirse reconocidos, al poder demostrar lo que son capaces de hacer, su autoestima mejora. Esto los hace más seguros”. Estos cambios se hacen extensivos también a las familias; si antes los veían como una carga, incluso con vergüenza, el trato cambia y hasta se convierten en motivo de orgullo.

Ser valientes en el intento

Olimpiadas Especiales Venezuela trabaja en función de una sana competencia con base en el potencial de cada quien. Mediante juegos preliminares se van armando los grupos; hay torneos estatales, regionales, nacionales y por último un sorteo para definir quienes asistirán a los internacionales. Al respecto su presidenta dice: “Somos la organización de la oportunidad, de la cultura de la bienvenida. Para ellos es muy estimulante participar porque experimentan el éxito, y si pierden lo hacen con un compañero de habilidades similares”. Sin embargo, también están los Deportes Unificados en los que participan personas regulares y con discapacidad en conjunto o parejas. Alonso destaca las experiencias enriquecedoras de estos encuentros: “Facilitan la integración y demuestran que en las canchas las diferencias disminuyen”.

Como en toda competencia, los atletas de la OEV no siempre ganan, y es este uno de los puntos al que los orientadores prestan especial atención. Si bien los atletas reciben un entrenamiento para el triunfo, este no es su único objetivo. Bajo el lema “Quiero ganar, pero si no puedo, déjame ser valiente en el intento”, los entrenadores -voluntarios acreditados y capacitados por la organización- los motivan a participar sin presión alguna para obtener una medalla. “El deporte es una preparación para la vida”, comenta la Coordinadora de Tenis, “les enseñamos que a veces también se pierde, por eso les digo que den su mejor esfuerzo y lo disfruten. Eso ya es una ganancia”.

Coordenadas

Olimpiadas Especiales Venezuela

Calle 15, Quinta Livia, Los Samanes

Municipio Baruta, Caracas

Telf. 0212 944 4828 / 945 5608

fundacionve@cantv.net / Twitter @OEVenezuela /

Facebook Olimpiadas Especiales Venezuela

www.OlimpiadasEspeciales.org.ve

Daniela Morales

Daniela Morales c

Fascinada por esa interacción del jinete con su caballo, del galope y la postura, a los 15 años se inició en la equitación. Hoy, casi una década después, manifiesta ser una joven más sociable y segura que tras su regreso de Los Ángeles atesora no solo dos medallas de oro sino la dicha de haber conocido otro país y compartido con atletas de otros países. Aunque no pudo culminar sus estudios de Biología en la Universidad Central de Venezuela, mantiene vivas sus ganas de superarse. Su tiempo lo divide entre sus funciones como asistente administrativo en la empresa Cargill de Venezuela a través de Asodeco, el gimnasio y su caballo Blaqui, con quien tiene una relación muy especial. Su meta inmediata es aprender inglés. “Sé que puedo hacerlo”, asevera.

Isaac González

Isaac González c

Diagnosticado con autismo a los cuatro años, Isaac fue iniciado en el deporte por su padre. Cuando este falleció, su mamá se dio a la tarea de conseguirle un entrenador con la suerte de ser aceptado en un club donde practicó con regulares. Hoy es un haz en la cancha de tenis; en 2011 se trajo de Grecia la medalla de plata en la categoría doble y bronce en senior, en los Panamericanos de Bolivia 2013 obtuvo plata en unificado, y de Estados Unidos una de bronce en simple. El arte es su otra pasión, ha realizado estudios de ilustración y escultura. A sus 22 años ya ha montado dos exposiciones, dos individuales, incluso con obras vendidas.

Paola Licini

Paola Licini c

Ella, con su gracia y donaire, fue la primera en lograr una medalla de oro para Venezuela en Los Ángeles. El jurado destacó su ejecución clásica y brillante;  además obtuvo plata en cuerda, mazas y cinta, así como un bronce en pelota. Además de dedicarse a la gimnasia, Paola trabaja en un jardín infantil; esta labor la llena de mucha satisfacción, la hace sentirse útil, productiva y feliz pues mucho le gusta  compartir con los niños. Otra de sus pasiones es la escritura, uno de sus anhelos es publicar un libro para contar lo que ha sido su noviazgo de 11 años con Emien el que cuente se expresa mejor a través útil, y con su noviazgo de 11 años con Emilio, que también es Síndrome de Down. Ya tiene título: Un amor especial.

Cifras

Olimpiadas Especiales Venezuela atiende en la actualidad a 12.300 atletas

Más de 100 competiciones a escala nacional se celebran al año

690 entrenadores, 2500 voluntarios y 2400 familias unen esfuerzos.

OEV ofrece 23 deportes de Verano e Invierno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s