Ismael Cala / Agradecido con Venezuela (2014)

Ismael Cala - La Barra C

Contra viento y marea logró que su libro El poder de escuchar llegara por fin al público criollo, ese que lo sigue fielmente a través de su célebre programa de entrevistas por la cadena CNN en Español y por las redes sociales

Fotografía CARMEN ARROYO

Barra HOTEL EUROBUILDING, CARACAS

¿Un defecto confesable?

Tengo dispersión mental y mucha gente ni se da cuenta. Trato de concentrarme en las entrevistas y las conversaciones; por eso escribí El poder de escuchar, no porque lo tenga sino porque aspiro crecer en ese poder.

¿Tu mayor virtud?

La tolerancia, el entender las diferencias.

¿Un ritual de belleza interna?

Todas las mañanas trato de conversar conmigo mismo, de ponerle una intención al día, para que sea yo y no él quien defina cómo voy a estar y cuáles serán mis emociones.

¿El invitado más difícil?

El presidente de Bolivia, Evo Morales.

¿A quién sueñas entrevistar?

A mucha gente pero la primera en esa lista es Oprah Winfrey.

¿Un periodista que te genere una especial admiración?

Tengo varios: Jorge Ramos, Oprah, Larry King, Anderson Cooper.

La crítica es inevitable, ¿cuál ha sido la más cruel?

Me duele cuando alguien dice que vengo a Venezuela a lucrarme con la venta de mi libro. Que los venezolanos puedan disfrutar de El poder de escuchar, a pesar del tema cambiario, ha sido una batalla personal que va más allá de los reportes de ventas que pueda generar.

¿Y la más gratificante?

Cuando alguien me habla del ego porque es un recuerdo de que debo hacer votos de humildad, sobre todo en una industria como ésta en la que es muy fácil que se te nuble la vista.

¿La Habana, Toronto o Miami?

Me quedo con La Habana.

¿Crees en el karma o en la justicia divina?

¿Y no son la misma cosa? Para mí son como sinónimos, muy parecidos.

¿Cuándo fue la última vez que lloraste?

Hace solo unas semanas en una unidad de cuidados intensivos de niños quemados en Managua, Nicaragua. Había niños de meses, de tres y 12 años con quemaduras hasta de tercer grado.

¿Un libro al que siempre vuelves?

Los cuatro acuerdos del mexicano Miguel Ruiz. Lo tengo junto a la cama y cada vez que lo abro siempre logra conectarme con su mensaje.

¿Una fantasía intelectual?

Escribir una novela, una buena historia de ficción.

¿Un placer culposo?

Los dulces, me encanta comer postres. Y es culposo porque después me doy cuenta de todos los kilos que gano.

12-11-2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s