Experiencias gustativas (2013)

 El sentido del gusto, quizás el más intimo de los cinco sentidos, ha sido tradicionalmente muy esquivo a la hora de ser analizado con cierta seriedad por ser considerado particular y personal. No obstante, además de provocar placer físico, comer y beber son acciones que atesoran un valor cultural, simbólico y hasta estético en nuestras vidas. En este especial de gastronomía y bebidas consultamos a varias personalidades, sibaritas incluidos, para conocer sus gustos, placeres y recomendaciones en cuanto a la buena mesa se refiere

Fotografía ARCHIVO

 para abrir

La creatividad de Mayela Camacho no se limita al diseño de vestidos que sobresalen por su originalidad e irreverencia y que le han permitido labrarse un nombre en el fashion nacional. Frente a los fogones, esta mujer, toda una empresaria del mundo de la moda, también se destaca. “Me encanta cocinar, es mi segunda pasión, lo hago con un gusto que ni se imaginan”, confiesa. A la hora de preparar un plato dice que no planifica, va al mercado y dependiendo de lo que consiga hace su receta. Si no conoce del menú que va a preparar, lo estudia para después darse a la tarea de crear su propia versión y aclara: “Cuando tú eres creador no te gusta copiar”.

Tanto le gusta la cocina que hasta tiene dos en su casa. “Yo termino de cocinar con todos mis invitados, sirvo en la cocina que está muy cerca al comedor. Las ollas, lo utensilios sucios se quedan en la otra. No hay cosa más divina que todo te salga a la temperatura correcta”. Para ella preparar un delicioso plato es la mejor forma de agasajar a sus allegados. ” La gente piensa que cocinar es una rutina, un fastidio, para mí es una pasión. Regalarles a mis amigos, a mi familia un almuerzo o una cena me resulta muy gratificante. Cocinar es una manera de trasmitir algo tuyo”.

Aprile Restaurante c

De la suculenta gastronomía zuliana las hallacas de plátano son su plato favorito. Las prepara siguiendo la receta de su abuela aunque ella les da su toque personal. El año pasado para la celebración del Thanksgiving hizo un “hallacazo” con unas hallacas que denominó “maraqueñas”. “Eran mitad maracuchas y mitad caraqueñas. Como las hallacas de Caracas son medio dulzonas, mezclé  el plátano verde con el pintón y le agregué yuca para darle más textura. Todo tiene su ciencia”, revela.

En cuanto a sus recomendaciones, el menú del restaurante Aprile le parece excelente. “Es bien sencillo y al mismo tiempo fresco y sofisticado para una ciudad como Caracas”, destaca. En materia de bebidas el legendario champagne La Viuda  y  el Moet Chandon, calificado de néctar imperial, son sus favoritos. Mayela no escatimó elogios ante su amigo Alejandro Keresa, quien a su juicio hace el mejor hojaldre.

zoom_17440362P c

Alejandro Keresa, presidente de la Pastelería Danubio, confiesa que a la hora de visitar restaurantes no le gusta inventar mucho; recomienda Pacifico y Oceánico si de comida del mar se trata. Su favorito, al igual que Mayela, es Aprile. “Cuando voy le digo a Ricardo Quiroz, su dueño, sorpréndeme, mándame algo que se te ocurra. Nunca escojo el menú”. Si va a tomar, toma whisky. Buchanan’s es su predilecto. De la Danubio, pastelería con más de 40 años ofreciéndole a los caraqueños sabores, aromas y texturas en forma de apetitosos panes, dulces, cachitos, pastelitos, deliciosas tortas cuya frescura es siempre agradecida por sus muchos comensales,  recomienda todo pero de manera especial las tortas de fresa, la Selva negra, los profiteroles y los cachitos que a su juicio ya son un clásico.

No podía faltar en esta lista de personalidades el periodista Alberto Veloz, nuestro “voyeur impertinente”, quien por años se ha dedicado a divulgar las buenas nuevas de todo lo relacionado con el disfrute de la buena mesa. A Alberto le resulta difícil elegir un sólo restaurante o bebida; sin embargo, aceptó complacido hacer sus recomendaciones para los lectores de ETIQUETA con una selección, por especialidad, basada en la relación precio-calidad. En cuanto a restaurantes venezolanos: CEGA,  Alto, Amapola y La Guayaba Verde. Españoles: Bar Basque, Costa Vasca y Urrutia de Sabana Grande. Italianos: Via Cipro, Gourmet Market y Gaby&Tony. Árabes: Tarabish y Damasco. Menú Ejecutivo: El Presidente, Chacao Bistró y Café Casa Veroes.

Su whisky preferido es el Buchanan´s Master. Carmelo Rodero Ribera del Duero y Errázuriz Max Reserva Syrah son los vinos tintos que más disfruta. De los blancos, Albariño Terras Gauda y Montes Alpha Chardonnay. Champaña la Taittinger Brut Reserva y cava la Juve&Camps Brut Rose. De las cervezas, la Heineken. Si de pasapalos se trata los de El catering de Magu Acedo son sus favoritos. En cuanto al fruto del cacao, los Chocolates El Rey en sus presentaciones Apamate y  San Joaquín se llevan el puesto de honor. Bombones, “indiscutiblemente los de Anabella Arcay”, indica.

Para la cronista social estrella de esta revista y sibarita sin remordimientos Ángela Oráa, vivir en una ciudad como Caracas, donde los restaurantes abren y cierran, y los chefs cambian de domicilio con demasiada frecuencia, sólo es posible recomendar “y con cautela”, clásicos como: “El Mesón de Andrés con su tradicional cocina española, Chez Wong de impronta China ajena al glutamato, y Aprile, donde además de su rico sazón, menú mediterráneo y ecléctico, acude la gente in de la capital”.

La directora de Comunicaciones Corporativas de InterContinental Hotels Group, Silvana Natale, como buena italiana, prefiere la comida de su país natal, especialmente los ñoquis. “En el Vizio estaban los mejores”, señala.

El comunicador social, locutor, publicista, escritor, productor, director y ejecutivo de televisión, César Miguel Rondón, de las exquisiteces probadas recientemente en Caracas recomienda el pastel de chucho del  restaurante Alto, comandado por el chef Carlos García, que acompaña con una copa de Condado de Haza, Ribera del Duero, reserva 2007.

Mariela Colmenares, vicepresidenta ejecutiva de Comunicaciones y Responsabilidad Social de Banesco, recomienda la pizza Margarita de Il Grillo Ristorante en el Centro Comercial Las Cúpulas en Los Palos Grandes y el pato crocante del Chez Wong al que califica de “insuperable”.

El Restaurante Aprile también es el favorito del gerente de la Unidad de Lácteos de Nestlé, Philippe Mondada. De su menú recomienda el tagliatelle al huevo con crema al perfume de trufas, parmigiano y prosciutto crudo. “Es un plato mundial”, asevera. “Una de las mejores pastas de Caracas”.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s