Y volver, volver, volver

Su historia, su amplísima riqueza cultural, su gastronomía, la presencia de boutiques de importantes marcas y sobre todo la calidez de sus habitantes hacen de la enorme Ciudad de México una cosmopolita urbe con inagotables opciones para disfrutar

Fotografía CORTESÍA SECTUR

Agradecimientos AEROMEXICO / SECRETARÍA DE TURISMO CIUDAD DE MÉXICO

Tres días nunca serán suficientes para conocer todas las posibilidades que la capital del país azteca ofrece a sus visitantes. Sin embargo, en el siguiente texto comparto con ustedes un intenso recorrido por algunos de sus sitios más emblemáticos como un pequeño abreboca a todo lo que esta gran urbe tiene para ofrecer. Estamos hablando de una ciudad de mil 485 kilómetros cuadrados divididos en 21 barrios con catedrales, capillas, teatros, fuentes, monumentos; el D.F. es la ciudad con más museos del mundo, se calcula que hay más de 200.

Su famosa gastronomía de fama mundial bien merece un capítulo aparte, recordemos que en 2010 fue reconocida, junto con la cocina francesa, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. El esfuerzo realizado por las autoridades para ofrecer una ciudad más amable, menos contaminada y más segura es visible. Los vuelos directos que ahora ofrece la línea Aeromexico no hacen sino sumar puntos para pensar en Ciudad de México como un interesante destino a visitar.

Ángel de la Independencia C

Día 1 – Tequila, mezcal y mariachi

Del aeropuerto Benito Juárez, al noroeste de la ciudad, llegamos al cálido Hotel Las Alcobas ubicado en el distrito de Polanco, una de las zonas más exclusivas del D.F. donde se agrupan tiendas de reconocidas marcas como Hugo Boss, Rosa Clará, Bvlgari, Gucci, Burberry y Louis Vuitton entre otras. El lujoso hotel de decoración clásica y minimalista ofrece entre sus muchas bondades el servicio de spa en cada cuarto y una atención personalizada para cada huésped. 100% recomendado.

Nuestro primer destino es la legendaria Plaza Garibaldi, uno de los sitios nocturnos más visitados tanto por turistas nacionales como extranjeros. Para llegar hasta ella es necesario transitar por el Paseo la Reforma, una avenida de casi 23 km de longitud que data del Segundo Imperio Mexicano, su diseño estuvo inspirado en los imponentes bulevares franceses. Su recorrido permite apreciar importantes edificaciones como el Palacio de Bellas Artes, la Iglesia de San Judas Tadeo; monumentos y construcciones simbólicas como el Ángel de la Independencia así como las sedes de importantes multinacionales.

La pintoresca Plaza Garibaldi, recientemente remozada, sigue firme como punto de encuentro para disfrutar de un buen mariachi, un trago de tequila o mezcal y la más tradicional comida mexicana. Entre su nuevos atractivos se cuenta el Museo del Tequila y el Mezcal, una estructura metálica donde el visitante podrá conocer los procesos de producción de las dos bebidas típicas del país azteca, desde que se corta la planta, conocida como agave, hasta el momento de ser envasado; también es posible realizar un breve pero sustancioso recorrido por la historia del mariachi y la plaza misma. Justo frente al museo se encuentra un pequeño boulevard que entre palmeras permite apreciar esculturas de grandes intérpretes de la música mexicana como José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán, Pedro Infante y Juan Gabriel entre otros.

Día 2 – De la Basílica a las pirámides

Uno de los santuarios más visitados del mundo es el de la Basílica de Guadalupe, sede de una devoción iniciada hace 480 años cuando una Virgen María de tez morena se le apareció al indio Juan Diego. Independiente de la fe del visitante es innegable la energía que inunda el lugar; son muchos los que llenos de emoción, algunos al punto del llanto incontenible, van a dar gracias por los favores recibidos o a pedir una solución a sus problemas.

Manto donde apareció la Virgen de Guadalupe

Manto donde apareció la Virgen de Guadalupe

Esta basílica construida en 1976, surge de la necesidad de ofrecer un mayor espacio de veneración, fue diseñada por un grupo de profesionales encabezado por el arquitecto Pedro Ramírez Vásquez. Es una edificación de planta circular y techumbre inclinada que semeja el manto de la virgen, este espacio contiene el manto donde la Guadalupana se apareció el 9 de diciembre de 1531, el cual puede apreciarse desde todos los ángulos gracias a un múltiple pasillo mecánico ubicado debajo de la imagen. Al salir está la plaza Mariana, una gran explanada donde todavía se encuentra la antigua e imponente basílica que sirvió por muchos años de sede a la Virgen, data del año 1709. A su lado se encuentra el que fuera convento y capilla de las Madres Capuchinas, erigido a finales del siglo XVIII.

Sobre el último tramo de la calzada de Guadalupe se ponen vendedores que ofrecen diversos artículos como la imagen de la Virgen y otros santos, así como crucifijos, rosarios aromatizados, velas y más.

De la Basílica partimos rumbo a Teotihuacan, que en náhuatl, lengua hablada por los aborígenes en México y Centroamérica, significa lugar donde fueron hechos los dioses. Se trata de una de las más importantes ciudades de Mesoamérica durante la época prehispánica. Está ubicada al noreste del valle de México, aproximadamente a 45 kilómetros del centro de la ciudad. La zona de monumentos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987 y actualmente es la zona arqueológica del país con mayor afluencia de turistas, por encima de sitios como Chichén Itzá y Monte Albán. No puede dejar de subir hasta las cimas de las pirámides del Sol y la Luna para apreciar un cielo inolvidable y un paisaje que habla por sí solo.

Pirámide de la luna en Teotihuacan

Pirámide de la luna en Teotihuacan

De regreso al centro de la ciudad haga una parada en el Museo de Las Piedras. Terminará maravillado con el excelente trabajo que artesanos, todavía empleando la técnica de los nativos, hacen de la obsidiana, piedra de origen volcánico de gran importancia para los habitantes del México prehispánico.

Días 3 – La Casa Azul, el Centro Histórico y el Soumaya

Comedor de la casa de Frida Khalo hoy convertida en un museo

Comedor de la casa de Frida Khalo hoy convertida en un museo

Un cálido sol nos siguió acompañando durante nuestro tercer y último día en la capital mexicana. Iniciamos el recorrido en el barrio de Coyoacán, que en náhuatl significa lugar de quienes tienen coyotes, otro de los destinos preferidos por turistas nacionales y foráneos. Se trata de uno de los barrios más antiguos de la ciudad, data del siglo VII (hacia el 670 d.C.). Sus bellos paisajes ricos en manantiales, huertos y sembradíos de flores sedujeron al mismísimo Hernán Cortés que estableció allí el primer Ayuntamiento que regiría, por poco tiempo, la capital de la Nueva España. Es una zona llena de templos, mercados, museos y centros culturales. Es posible apreciar un gran número de casas antiguas que sobresalen por la belleza de su arquitectura.

Coyoacán es un barrio de amplia y reconocida vocación cultural forjada a lo largo del siglo pasado cuando artistas, escritores, historiadores y científicos entre los que se cuentan Octavio Paz, Dolores del Río, Emilio “Indio” Fernández, Frida Kahlo, Diego Rivera y el exiliado político León Trotsky hicieron de este sitio su punto de reunión y algunos, incluso, de residencia. Tras recorrer al Jardín Hidalgo con su fuente decorada con coyotes partimos rumbo al Museo de Frida Kahlo Casa Azul.

Desde afuera, la Casa Azul pareciera ser pequeña y de aspecto simple pero al entrar sorprende por su gran riqueza artística manifestada en todos y cada uno de los detalles que la integran. El lugar, testimonio de las pasiones e inspiraciones de Frida, exhibe lo más importante y representativo de la obra pictórica de esta gran creadora, así como sus vestidos, utensilios de uso común, libros, dibujos, cartas, poemas y mobiliario. El recorrido termina en un amplio patio de ensueño. En Coyoacán también puede visitar el Museo Nacional de la Acuarela que exhibe acuarelas que van desde la época prehispánica hasta la actualidad, y el Museo Nacional de las Culturas Populares con expresiones artísticas del pueblo mexicano a partir de 1982.

Catedral Metropolitana

Catedral Metropolitana

Nuestra próxima parada fue el Centro Histórico, el cual hace honor a las grandes proporciones del D.F. Es la parte más antigua de la ciudad y también la que contiene algunos de los tesoros culturales más apreciados del país como La plaza de la Constitución, conocida como la plaza El Zócalo, una de las tres plazas públicas más grandes del mundo; el Palacio Nacional; la Catedral Metropolitana  con sus 387 campanas, el altar mayor y sus 14 capillas, una obra imponente. No deje de visitar el Downtown, un nuevo lugar que reúne tradición, diseño, arte, exquisita gastronomía y mucho estilo donde coexisten 25 tiendas de reconocidas marcas y tres restaurantes, además de un hotel y un hostal.

De allí retornamos al barrio Polanco para conocer el Museo Soumaya, el más reciente de todos, un regalo que Carlos Slim, el considerado hombre más rico del mundo, le hizo al país azteca. Se trata de una estructura de imponente diseño minimalista que exhibe una de las colecciones de arte, con obras de Europa y Latinoamérica, más destacadas del mundo, incluyendo la segunda colección del maestro Auguste Rodin más grande del mundo fuera de Francia.

Interesantes opciones de recorrido

Al igual que otras grandes ciudades, el D.F. ha realizado esfuerzos para promover el uso de la bicicleta como medio de transporte debido a sus múltiples beneficios. En las cicloestaciones, ubicadas en sitios estratégicos, es posible alquilarlas para hacer recorridos por sitios de interés turístico. El Turibus ya es un emblema de la ciudad; se trata de un gran autobús color rojo, de dos pisos y con techo descubierto, que realiza paseos por emblemáticos lugares.

Coordenadas

Aeromexico / http://www.aeromexico.com

Secretaría de Turismo Ciudad de México / http://www.mexicocityexperience.com

Hotel Las Alcobas / http://www.lasalcobas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s