Restaurante Favola… érase una vez

El estilo de Patricio Petricca, sobrecargado y de particular mobiliario, se luce una vez más en este nuevo espacio gastronómico que conjuga, en un ambiente de cuentos, lo mejor de la gastronomía italiana

Fotografía VÍCTOR GONCALVES
 
Como en un cuento, así se sienten quienes visitan el Restaurante Favola que hace pocos meses abrió sus puertas en la calle El Bosque de La Castellana. Un espacio donde el hilo conductor viene dado por el intenso color fucsia que recibe a los comensales en la parte externa para propagarse luego en sus diversos tonos por el interior de la quinta donde recientemente funcionó La Opereta y anteriormente el club Member´s, un salón de eventos.
El responsable de crear este ambiente de fábula fue Patricio Petricca, arquitecto de profesión, reconocido diseñador de interiores y considerado uno de los hombres más elegantes del país; quien tuvo carta blanca para dar rienda suelta a su imaginación y creatividad. El resultado no pudo ser mejor, tres espaciosos ambientes donde trofeos de cacería en color blanco –símbolo del lugar- espejos de gran tamaño, jaulas vacías, imponentes lámparas de cristal y otras diminutas en acero se convierten en los accesorios perfectos para destacar junto a un variopinto mobiliario de sillas y mesas de diferentes estilos y tamaños. Definitivamente, un lugar donde la uniformidad no existe.
Katy Rivas de Giannelli, directora de Mercadeo y Relaciones Públicas del local,  explica que desde el primer momento pensaron en Petricca por su estilo siempre “cargado y extravagante”, perfecto para sacar el máximo provecho a los diversos ambientes de la quinta: abajo el salón principal y la terraza, y en el piso superior el bar. Rivas comenta que de la lista de nombres que tenían para el restaurante, unos siete, Favola que quiere decir fábula en italiano, sonó como música para sus oídos. “Nuestra intención es que al entrar el cliente diga ¡wao!, que se sienta como en un cuento, en un universo surrealista”, enfatiza.
 Muebles con historia
El salón principal, ubicado en la parte de abajo, es el más grande, tiene capacidad para 110 personas. Sus amplios ventanales y la puerta doble que lo comunica con la terraza, permiten que la luz del día lo inunde destacando todavía más los colores intensos elegidos para su decoración. Sofás clásicos, sillas algunas con estampados y otras unicolores, se mezclan con otras de estilo más moderno como complemento a mesas de distintos tamaños y materiales, algunas en  madera y otras en vidrio.
Katy refiere que muchas de las piezas usadas como mobiliario tienen historia. Tal es el caso, por mencionar sólo una, de la imponente lámpara de la entrada, herencia familiar de su esposo. Esta lámpara destaca en la escalera semicaracol, cubierta por una alfombra negra, que conduce al segundo nivel donde se encuentra el bar estilo inglés, sitio de espera para los comensales mientras su plato es servido.
Este espacio se distingue del resto de la casa. “Es más fuerte, más masculino”, subraya Katy. Aquí el fucsia desaparece y da cabida a un tono oliva oscuro que cubre las paredes y a un techo color guayaba surcado por listas naranjas. Hay una amplia barra de madera y un piano que en las tardes cobra vida para hacer más acogedora la estadía en Favola. Destaca la chimenea, ubicada en uno de los rincones,  acompañada por lámparas y muebles algunos revestidos en una tela gamuzada color rojo traída de la ciudad luz y otros con la bandera de Inglaterra rompiendo con la sobriedad del lugar. Su capacidad es para 80 personas.
  
Al aire libre
Tras atravesar el salón principal el visitante descubrirá el tercer y último ambiente, una terraza con aires de jardín imperial. Entre las plantas que sobresalen en el patio se cuentan unos frondosos chaguaramos que brindan una deliciosa y apacible sombra. Un mobiliario lounge “relativo”, como lo califica la mima Katy, recibe a quienes deseen disfrutar, ya sea de día o de noche, de un trago o un suculento menú al aire libre. Llama la atención la lámpara de lágrimas que corona un lugar completado por muebles en metal y madera. La asimetría característica de Favola también se deja ver en este espacio, con capacidad para 70 personas, combinando en su moblaje, mayormente blanco, diferentes estilos y épocas.  Adicional a estos tres espacios, cuentan con dos salones privados, uno para 10 personas y otro sólo para cuatro.

Coordenadas
Restaurante Favola
Calle El Bosque, cruce con Avenida Principal de la Castellana
Telf. 0212 262 1806 / 262 2220 / 263 8028
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s