Todavía


Una profunda impotencia me invade cada vez que escucho el encarnizado testimonio de alguna de las muchas víctimas del régimen castrista. Es todo un pueblo, toda una nación. Gente humilde, valiente, cansada pero no resignada. El ataque perpetrado hace pocas horas por la policía cubana contra las Damas de Blanco, no hace sino poner de manifiesto una vez más y a vista de todos, gracias a la Internet, la dureza de un régimen que por más de 50 años se ha dedicado a empobrecer la vida de miles de personas por el capricho obcecado y todavía terco de Fidel, de querer cambiar el mundo a través del comunismo.

Lo peor de todo no es el sueño fracasado del comandante sino que se lo hayan permitido, que existan gobernantes como el malabarista de Lula Da Silva, la oportunista madame Kirchner y, para mi sorpresa, hasta la mismísima señora Bachelet realizando viajes oficiales a la isla y tomándose complacidas y sonrientes fotos con esa momia testaruda e insepulta que es Fidel Castro. Como si los innumerables muertos y presos del régimen cubano pudieran olvidarse tan fácilmente. Todavía debe estar fresco el cadáver de Orlando Zapata Tamayo. Todavía sigue en huelga de hambre Guillermo Fariñas. Todavía sigue Yoani Sánchez desafiando restricciones. Todavía hay gente con cojones como Berta Soler y muchas otras Damas de Blanco dispuestas a desafiar al régimen para pararse en una calle de la maltratada Habana y exigir poder vivir en libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s