Qué difícil es decir adiós


“La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene” así lo dijo Borges y tiene como no, toda la razón, se lee simple, suena fácil, súper comprensible pero cuando se lleva a la realidad, a la práctica, resulta tan jodido, tan duro, cruel e injusto. Todos nos vamos a morir, es lo único seguro que tenemos desde el momento mismo de nuestra concepción, para morir nacemos. La muerte no hace distinciones de ningún tipo, hombres, mujeres y niños; jóvenes, ancianos; ricos y pobres; homosexuales y mega machos; ateos y judíos; buenos y malos; de la IV y de la V.

El hecho, sobe todo por este lado del planeta, es muy difícil de digerir. Asimilar que esa persona que tanto queremos, tanto amamos ya no está, se fue, se acabó, y ahora solo vive en nuestros recuerdos lleva tiempo y muchas lágrimas. Puede uno disponerse para la muerte, a veces es anunciada, si se tienen mas de 80 años es muy factible de que llegue, es ley de vida morirse de viejo. Si se padece de una enfermedad terminal como el cáncer o el sida lo mejor es prepararse; pero cuando se es joven, sano, cuesta entender y aceptar. Cada jornada es más duro sobrevivir por estas calles, la inseguridad, los excesos de unos sobre otros son más fuertes, pero con todo y eso siempre se mantiene despierta la esperanza de sobrevivir al día a día.

Por eso me causó asombro y mucha tristeza la prematura partida de Manuel; abrir el Facebook la semana pasada y ver todos esos mensajes de sus amigos y conocidos diciéndole adiós me dejó estupefacto, cada vez que lo recuerdo siento un dejo de nostalgia, vienen a mi mente un montón de preguntas lanzadas al aire del por qué, si había juventud, salud, talento, buena vibra, ganas de vivir, humildad, sentimiento y seguramente muchas virtudes más. . . ¿Cómo es que te fuiste a morir Manuel Guerreiro? desconozco los detalles de tu trágica partida, sólo que fue un accidente automovilístico, pero mas allá del cómo me inquieta el por qué, mas inquietante aún es saber que nadie ni nada podrá darme una respuesta.

“A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd” escribió Lamartine el poeta, eso me lleva a pensar en el dolor de tu familia, solo el tiempo perpetuo en su avanzar, podrá brindar consuelo ante una pérdida que es irreparable. Te recuerdo con tu pinta de galán de telenovelas, con tu voz siempre amigable, con tu humildad a prueba de todo cumplido, siempre bien merecido, y con la nostalgia de lo que tal vez pudo ser y no fue. Cómo cuesta decir adiós.

“. . .porque a pesar de que siempre estás,
yo, muerte, nunca me acostumbro a ti”
Santiago, el poeta.
Anuncios

2 comentarios en “Qué difícil es decir adiós

  1. El tiempo de Dios es perfecto…Todo esta escrito…No importa como ni cuando ni porque?, lo unico que sabemos es que hoy estas y manana no sabemos…Las perdidas de los seres amados no tiene compon… de ninguna manera, hasta cuando tienes el mas horrible de los cancer luchas hasta el ultimo segundo, hasta el ultimo respiro, para no dejar quienes amas en un camino de soledad sin tu precencia…Pero nuestros recuerdos son PARA SIEMPRE… por eso mi Marie es PARA SIEMPRE!!! su amor y su dedicacion no tienen fin…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s