¿Y dónde está el amor?

 Cuando terminé de leer El Amor en los Tiempos del Cólera me dio tristeza, tristeza por mí ya que no iba a seguir disfrutando de la más larga espera de amor de la cual el mundo tenga noticia. Sonando cursi, me gustaría enamorarme así aunque no creo que espere tanto, seguro que si podría sufrir igual o más que Florentino Ariza pero esperar tanto no. Gabo una vez más logra encantar y enamorar. Escrita hace ya bastante tiempo, comentada y elogiada hasta el cansancio, no había llegado esta novela a mis siempre ávidos ojos, a mi sed imperecedera de leer. Tenía que llegar un productor de cine, comprar los derechos y darse a la titánica tarea de llevar a la gran pantalla esta obra para por fin decidirme a leerla. Bienvenida la osadía del director aunque su intento sea fallido. Ahora le toca a La Trepadora de Gallegos gracias a la pelea del rating de RCTV Internacional ¿Bondades del consumismo?

Evoco el día que me paré en una librería de un mall capitalino y me quedé enchufado, pegado a las páginas de esta novela, recuerdo que el narrador ofrecía una detallada descripción de Fermina Daza, su férreo carácter y su particular caminar de venada que cautivaron sin remedio al escuálido Florentino Ariza. No había en mi cartera esos que hoy llaman irónicamente fuertes, días después gracias a una de mis exprimidoras tarjetas de crédito la compré. Llegué a mi casa con una emoción casi infantil, no se si a todos los amantes de la lectura les pase lo mismo pero me emociono grandemente cada vez que me dispongo a disfrutar de una novela, y más cuando se tienen garantías de que se trata de una gran obra, “puro lomito” como dirían por ahí.

¿Que puedo decir yo de Gabriel García Márquez? De él ya se ha dicho todo. Es un genio, un monstruo de la literatura, un gran narrador, un maestro. Yo agregaría que es un buen oyente, logró mantener en su memoria muchas historias escuchadas de boca de su madre para luego evocarlas, darles la vuelta y contarlas. Es periodista de los buenos, por lo tanto un gran observador y claro, sabe como contar el cuento. Gabo tiene ritmo, escribe con gracia, no te aburre, así sea la historia de amor de un par de viejos, cosa que a más de uno lo pondría a dormir de una. Todo enriquecido con esas descripciones tan floridas y esa forma tan rica de mostrar el universo de la costa Caribe colombiana.

Sufrí y mucho. Cuando pasé la mitad de la novela y veía que cada día me quedaban menos páginas sufría, el fin estaba cerca y yo quería más. Después de superado el duelo me sentí satisfecho. No sólo acababa de leer una gran historia de amor, la de Florentino Ariza por Fermina Daza, sino que quedé gratamente sorprendido de cómo Gabo detalló la vida en pareja, la del Dr. Juvenal Urbina y Fermina Daza. El amor se convierte en costumbre, se enfría con el pasar de los años, pero a su vez la convivencia diaria va creando un lazo mucho más fuerte que las emociones y afinidades que motivaron en sus inicios la unión.

Aplausos para Gabo. No puedo decir lo mismo de la película. Debe ser difícil llevar a Gabo al cine, me inclino más por extraer la historia y partir de un argumento para no morir en el intento. Celebro la fotografía, las imágenes de ese río Magdalena grande e imperioso, de esa Cartagena de Indias majestuosa y reina. Las canciones de Shakira. . . magistrales pero muy mal aprovechadas. Es que ni Bardem logró lucirse. Al final me vi en la sala de cine preguntándome si alguien que no ha leído la novela entendió que se trataba de una paciente y tormentosa espera, de una gran historia de amor; tan grande como esa que contó Shakespeare, la de Romeo y Julieta. Shakira – Hay amores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s